La leyenda de el Cucuy, el equivalente mexicano de el coco

En todas las culturas existen monstruos que espantan a los niños por las noches. Al menos eso dicen las historias, los cuales intentan irse a dormir temprano, ya que piensan que dicho ser vendrá por ellos si no están acostados temprano.

El cucuy es una leyenda mexicana de ese tipo. Generaciones enteras de niños aprendieron a irse temprano a la cama por miedo a que este monstruo venga por ellos. Pero a todo esto, ¿Quién se supone es el Cucuy?

La historia del terrorífico Cucuy

el cucuy

No se sabe con exactitud su origen. Además que su forma varía mucho dependiendo de quien lo cuenta. Se dice que es un ser pequeño y peludo, el cual gracias a su tamaño puede meterse en las casas durante la noche.

Viene tras los niños, por lo que para poder encontrarlos todos se esconde en sitios estratégicos para poder capturarlos. Su lugar preferido es en el armario o debajo de la cama, donde espera con paciencia que los adultos se vayan.

Una vez que se van, el Cucuy sale de su escondite para ver que niño anda por ahí todavía sin dormirse. Si encuentra uno, terminará por atraparlo y llevárselo a su escondite, donde terminará por usarlo de alimento.

¿Existió el Cucuy?

Es el equivalente mexicano al Coco, usado principalmente para hacer que los niños se duerman temprano. Porque mientras más analizas la historia, más te das cuenta que tiene varias inconsistencias.

Por ejemplo, porque el Cucuy no ataca a los niños que duermen o están en su cama. Ya que se dice, irá exclusivamente quienes anden despiertos y fuera de su cama. Se nota la intención de asustar para mandarlos a dormir.

Cada vez menos jóvenes pueden creer en esta clase de cuentos. Pero existió toda una generación que intentó dormirse lo más temprano posible, ya que el Cucuy podría estar detrás de ellos.

Previous Post

El hombre sin cabeza de la Plaza de Armas en Torreón

Next Post

Las marionetas del Capi Oviedo, unos muñecos de terror

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *