El duende de Tlacolula, la leyenda urbana de los vendedores

Los duendes son seres que se encuentran presentes en las leyendas de muchos lugares. Hay una historia muy popular conocida como el Duende de Tlacolula, el cual ocurre en el conocido mercado de Tlacolula.

Hasta el día de hoy se sigue hablando de este pequeño ser, sobre todo entre los comerciantes que pasan muchas horas trabajando en este lugar. Pero, ¿Qué es lo que hace este duende y porque ha llamado tanto la atención?

La historia del duende de Tlacolula.

El Duende de Tlacolula

Este es un duende que dicen vive entre los pasillos del mercado. Este lugar se encuentra ubicado en Oaxaca, México, siendo un mercado tradicional donde las personas ponen sus puestos con todo tipo de mercancía.

Se dice que este duende sale durante las noches, causando diferentes tipos de estragos entre las cosas de los trabajadores. Que al día siguiente van a abrir sus puestos listos para trabajar, pero se encuentran con un desastre.

Hay algunos trabajadores que aseguran lo han llegado a ver. Dicen que físicamente es un ser pequeño y peludo, teniendo la cabeza desproporcionadamente grande y unos ojos muy brillantes, que sobresalen en la oscuridad.

Su presencia no es algo nuevo, de hecho la historia ha sido transmitida de generación en generación. Algunos aseguran incluso que sus abuelos ya habían tenido que lidiar con la presencia de este duende.

¿Es un ser bueno o malvado?

Podemos pensar que es un simple villano, pero también es cierto que para algunas personas no es un monstruo. De hecho aseguran que más bien es una especie de protector del mercado, que cuida durante las noches.

Pero no todos están de acuerdo, ya que muchos aseguran que en realidad se encuentran realizando toda clase de actos horribles con tal de asustar a los vendedores. O espantan a los animales para que ataquen a la gente.

A pesar de todo, hay algunos que siguen opinando que solo es travieso. Que por el miedo lo vemos con malos ojos, pero al final solo se la pasa haciendo travesuras intentando llamar la atención. Y que por ello realiza todas estas acciones.

Es un personaje que folclórico de la región, por lo que hay vendedores que aprovechan esto para vender algunas figuras del duende. Ya que muchos curiosos acuden al mercado para poder saber sobre este ser.

Ya es parte de la identidad cultural del lugar y para muchos ya solo sea un cuento para asustar a los niños. Pero termina por darnos una idea de como siguen creyendo en esta zona en la magia y seres místicos que andan por ahí.

Checa estas leyendas también: