La ira de la muerte, leyenda corta, ¿la parca puede enojarse?

¿La muerte puede enojarse? ¿Podemos terminar por causarle algún tipo de furia? ¿O acciones que causen algún tipo de venganza de su parte? La leyenda de la ira de la muerta habla sobre esta casi desconocida faceta de la parca.

Ya que por lo regular, la muerte la tenemos como imparcial, sin juzgar. Que simplemente viene a recoger  el alma de las personas, sin pensar en nada más. Pero el siguiente relato parece contarnos una parte no explorada. Veamos la leyenda de la muerte que más ha dado que hablar.

¿La ira de la muerte sucedió?

la ira de la muerte
La leyenda de la parca que causa temor hasta el día de hoy.

Esta es una leyenda corta, que era un joven que vivía cerca de su madre. No tenía pareja, por lo que podría haber seguido estando cerca de ella. O al menos, eso es lo que nos da a pensar el resto de la historia.

Ya que un día, decidió que era hora de emprender el vuelo e irse a vivir solo, alejado. Trabajó para lograr lo suficiente y fijó una fecha para partir con rumbo a lo desconocido.

Esta decisión causó mucha tristeza a su madre, quién luego de eso se quedaría sola. Pero decidió respetar su decisión.

Durante una noche, escuchó que le tocaron la puerta. Pero él estaba muy dormido, por lo que entre sueños le pareció escuchar que era su mamá. Que le estaba insultando desde afuera, aborreciéndolo por completo.

Al día siguiente recordó el extraño sueño y fue a ver a su madre para cuestionarle sobre este asunto. Su progenitora le comentó que no sabía de que hablaba.

Pasó una noche más, sucedió lo mismo, pero decidió no hacer caso. Una tercera noche, todo continuó, por lo que decidió volver a preguntar a su madre.

Ante la negativa, en la siguiente noche decidió salir a ver quién estaba haciendo esos ruidos.

Al abrir, se encontró a la mismísima muerte según dice.

Lo que sucede es que lo encontraron agonizando, con una cara de terror que pone los pelos de punta. Al parecer, fue porque la muerte estaba buscando a su madre, pero al  no encontrarla, terminó enfureciéndose con él.

¿La muerte tiene ira? Tal vez jamás lo habíamos pensado, pero esta historia nos abre una nueva faceta terrorífica. Una de las leyendas de la muerte que vale la pena oír.