Los fantasmas de San Juanico, almas en pena por la tragedia

El nombre de San Juanico pasó a la historia de manera tristemente célebre en México. Ya que el día 19 de noviembre de 1984 se dio uno de los mayores accidentes que se han dado en el país, que hasta el día de hoy se habla de ello.

Fue una serie de explosiones que se dieron en la colonia San Juan Ixhuatepec, que también se le conoce como San Juanico. Unos hechos que marcaron a una nación hasta el día de hoy.

¿Qué pasó en San Juanico?

fantasmas de san juanico

En el lugar se encontraba era un centro de almacenamiento de gas licuado de petróleo perteneciente a la compañía Pemex. Una función que había realizado durante varios años sin incidentes mayores.

Pero el citado día ocurrió una desgracia, y si bien no se sabe con exactitud como pasó todo, si se tiene una idea: se piensa que uno de la tuberías de distribución tuvo una avería que causó el sobrellenado de uno de los depósitos.

Esto al final causó que haya una fuga, causando una enorme nube de vapor inflamable de más de 200 metros. De ahí se desconoce por completo que pudo haber iniciado el fuego, pero había muchas fuentes alrededor.

Esto provocó una serie de explosiones que terminaron por causar una cadena. Se dice que al menos ocho diferentes explosiones ocurrieron entre los días 19 y 20 de noviembre, causando destrozos incalculables y más de 1000 muertos.

Dicha explosión causó un cráter que también hizo que las labores de rescate posteriores se hicieran difícil. Se dice que se volvió una especie de infierno en la tierra, dicho de manera casi literal por el fuego.

¿Existen fantasmas en San Juanico?

Este es un tema delicado que hay que tratar con mucho respeto. Ya que en ese lugar muchas personas perdieron a sus parientes, amigos y compañeros. Por lo que se debe tratar con mucho tacto todo lo relacionado.

Luego de la explosión la zona terminó siendo una zona fantasma por mucho tiempo. Había mucho que construir, todavía dolor en el aire y la gente no quería estar en ese lugar donde ocurrió tal desastre.

Pero al día de hoy, se dice que las almas de muchas personas de la zona todavía andan en el lugar. Esto se ha convertido en una especie de leyenda urbana, de gente que afirma ver a algunas de las víctimas.

Algunos de los relatos más conocidos son de personas que afirman haber pasado cerca de la zona ya entrada la noche, en donde a lo lejos pueden observar como viene una persona que parecía estar lastimada.

Y que al mirarle de cerca se dan cuenta de su condición: es una persona que parece estar quemada, con múltiples heridas por le fuego. Pero es de noche y no parece haber ninguna situación cerca que lo haya lastimado así.

Es por eso que quienes han visto eso, huyen. Pensando que son algunas de las almas de estos desafortunados, que un día pudieron sufrir en la tierra un verdadero infierno.

Checa estas leyendas también:
    Previous Post

    Las marionetas del Capi Oviedo, unos muñecos de terror

    Next Post

    Los fallecidos fuereños de Tabasco, miedo en las carreteras

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *